viernes, febrero 01, 2008

Catedral


15 comentarios:

Oscar dijo...

CHAPO MAESTRO!!!

Un abrazo

Oscar

José Antonio Rosal dijo...

Sin palabras me he quedao. Espectacular.
Saludos

La Leyenda dijo...

Hermoso punto de vista.. le da un sentido de magnificencia tremendo al lugar. Una toma que resalta la arquitectura de este lugar

José Ramón dijo...

espero que sigas bien. Tenemos ganas de verte

Paco dijo...

como tu dirias... muy buena luz.

cascarilleiro dijo...

tremenda perspectiva,foto muy lograda.

Saludos.

Mariluz dijo...

Impresionante, David, qué sensación de altura y de grandeza.
Un abrazo.

dani dijo...

El postproceso me mola... ¿Como lo haces? (si no tienes la patente, claro... ;) )

SAludos!

un_maR_de_Calma dijo...

Impactante, tanto el efecto como el angulo.

un salduo

El Secretario dijo...

Hola Deivid.

Ya, ya sé que este es un blog serio, de sesudos aficionados (bueno, algunos casi profesionales), a la fotografía, el arte de dominar la luz y la imagen.

Todo lo que te dicen los demás ha de ser así: impactante, el postproceso, impresionante, tremendo, espectacular, magnífico, chapó, sin palabras...

Todo bien cierto.

Pero nadie, Deivid, nadie se preocupa por tu salud.

Para captar esa foto, una de dos:

O te tumbaste en el frío suelo de la catedral con el consiguiente riesgo de pillar constipado derivante en gripe, que las hay y muy malas...

O te torciste el pescuezo en tremendo escorzo, derivativo en tortícolis galopante, lesión de cervicales, mareos y fatiguitas múltiples.

Mira por ti, Deivid, que si tú no lo haces, ¿quién lo va a hacer? ¿Ennhh?


Abrazo saLUZdable.

Ebe dijo...

Magnifica, David. Creo que el punto de vista que has elegido va perfecto para resaltar la grandeza del lugar. Y como siempre, un procesado de lujo.
Un saludo.

ITA dijo...

Fantástica, cuelga pocas, pero son espectaculares Besos

Ariam Ram dijo...

Vaya!!! Creo que me acabo de caer o es que el mundo se dio la vuelta?

Qué vértigo David!

No sé si son infinitas la altura o el descenso.

Impactante...

Parece que te tumbaras completamente en la losa fría mirando a un cielo de esos que pueden encontrarse en cualquier sitio... Antiguo y con mil historias que contar.

La columna superior de la izquierda casi provoca que la imagen parezca sacada de una ilustración de Escher, con sólo imaginar a un ser reptando hacia nosotros a través de ella.

Peio García dijo...

La curia edificaba catedrales para meter el temor de dios en los cuerpos de los mortales ("Acojonados los quiere el Señor"), y hay que reconocer que el efecto resulta apabullante.
Buen ángulo, buen encuadre, buena foto.

RUBEN-ENFOKME dijo...

Buena toma, me gusta la profundidad que tiene, el tratamiento de lujo, y tu que tal vas con el ritmo frenetico? Un saludo